Qué hélice elegir

La hélice es un elemento de propulsión esencial para el funcionamiento de cualquier embarcación con motor. La hélice es la que transmite el par y la potencia del motor a la embarcación, convirtiendo esta energía mecánica en empuje. Existen diveros tipos de hélices, cada una con sus propias características, diseñadas para diferentes motores, embarcaciones y usos. Elegir la hélice adecuada es fundamental, ya que este componente influye directamente en el rendimiento y el consumo de energía de una embarcación. En esta guía, abordaremos los distintos criterios que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir una hélice.

Hélices: ver productos

  • ¿Qué criterios hay que tener en cuenta para elegir una hélice?

    Hélice de barco SOLAS

    Hay algunos criterios que le permitirán elegir la hélice que más se adapte a sus necesidades. Aún así, y siempre que sea posible, se recomienda probar la hélice en cuestión antes de comprarla. Si la hélice sufre daños (por ejemplo, un impacto contra una roca o incluso con la arena) es importante sustituir la dañada por una nueva. También es viable sustituir una hélice antigua por un modelo más reciente y tecnológicamente más avanzado para mejorar la eficiencia del motor y reducir el consumo.

    Principales criterios para elegir una hélice:

    • Paso
    • Diámetro
    • Número de palas
    • Materiales
    • Uso previsto
    • Motor
  • ¿Qué paso elegir?

    Hélice Side-Power

    El paso de la hélice, expresado en pulgadas, es la distancia que recorre la hélice para dar una vuelta completa sobre sí misma. Cuanto mayor sea el paso (en la jerga náutica se dice «cuanto más alto» o «cuanto más largo»), mayor será la cantidad de agua empujada en cada rotación de la hélice. En cambio, un paso más pequeño («más bajo» o «más corto») permite una aceleración más rápida, lo que es esencial para algunas actividades como el esquí acuático. Sin embargo, un paso más corto implica un mayor consumo y, por tanto, una menor eficiencia global. El paso ideal debe permitir que el motor alcance la velocidad máxima de rotación indicada por el fabricante

    Es importante tener en cuenta que el paso tiene un impacto en las revoluciones del motor: un paso más largo reducirá las revoluciones por minuto del motor y un paso más bajo las aumentará.

    Como el agua ofrece resistencia al avance de la embarcación y de la propia hélice, la distancia que realmente recorre la hélice durante una rotación es siempre inferior a su valor teórico. Esta diferencia equivale a una pérdida que puede oscilar entre el 10% y el 15%. El paso de la hélice determina la velocidad de la embarcación, desempeñando un papel similar al de la caja de cambios de un coche.

  • ¿Qué diámetro elegir?

    El tamaño de la hélice se indica siempre con dos números: el primero es el diámetro y el segundo el paso. El diámetro de la hélice corresponde al diámetro del círculo imaginario trazado por las puntas de las palas. Se puede calcular fácilmente midiendo la distancia entre el centro de la hélice y la punta de cualquiera de sus palas y multiplicando este valor por dos.

    Cuanto mayor sea el diámetro de la hélice, más agua moverá y, por tanto, mayor será su fuerza de propulsión. Sin embargo, una hélice de gran diámetro requiere un mayor esfuerzo del motor. La elección del diámetro depende del espacio disponible bajo la placa anticavitación.

  • ¿Elegir una hélice de cuántas palas?

    Hélice Mercury Outboards

    Cuantas menos palas tenga una hélice, mayor será su eficiencia, pero también más vibraciones génerará. Las hélices de tres palas son las más utilizadas en las embaraciones de recreo, ya que representan el mejor equilibrio entre rendimiento, velocidad y consumo de combustible. Las hélices de cuatro palas y las hélices de cinco palas ofrecen una mayor aceleración y reducen significativamente las vibraciones. Sin embargo, consumen más combustible y no permiten alcanzar velocidades máximas tan elevadas como las hélices de tres palas.

    Cada pala tiene dos caras: la cara y el dorso. El movimiento circular de la hélice crea una diferencia de presión entre las dos caras de la pala. La baja presión en la parte posterior de la pala tira del agua, arrastrando la embarcación y obligándola a avanzar, mientras que la alta presión en la cara de la pala empuja el agua hacia atrás, generando una fuerza en la dirección opuesta que impulsa la embarcación hacia adelante. Hoy en día, muchas hélices llevan incorporada una copa en el borde de salida. Esta copa permite que la pala retenga mejor el agua, reduce la ventilaciؚón y el resbalamiento y hace más rápida la aceleración.

    Los siguientes términos designan las diferentes partes de una hélice:

    • Borde de ataque: borde la pala más cercano a la embarcación.
    • Borde de fuga: borde de la pala más alejado de la embarcación.
    • Punta de la pala: extremidad de la pala más alejada del cubo, que separa el borde de ataque del borde de fuga.
    • Raíz: extremidad de la pala fijada al cubo de la hélice.
    • Dorso de la pala: lado de la pala más cercano al barco (lado de baja presión).
    • Cara de la pala: lado de la pala opuesto al barco (lado de alta presión).
    • Rake: ángulo de inclinación de la pala respecto al cubo de la hélice, en un plano perpendicular, que puede ser nagativo o positivo. En la mayor parte de las hélices, las palas tienen una inclinación que oscila entre los 0º y 20º.
    • Copa: Pequeño borde curvado en el borde de fuga de algunas hélices. Reduce la ventilación y el resbalamiento, particularmente en aguas agitadas.
  • ¿Qua diferencia hay entre los distintos materiales disponibles?

    El acero inoxidable y el aluminio son los materiales más utilizados en la fabricación de hélices. También existen hélices de bronce o de aleación, pero son menos habituales. El acero inoxidable es cinco veces más resistente que el aluminio, por lo que las palas fabricadas en acero inoxidable tienen una vida útil más larga. Sin embargo, el acero inoxidable es también de dos a tres veces más caro. Además, en caso de impacto, su resistencia es una desventaja porque, como la hélice seguirá funcionando, el impacto podría repercutir en el motor. En cambio, con una hélice de aluminio, las palas tienden a dañarse y romperse, lo que impide que el choque afecte también al motor. Las hélices de aluminio son especialmente adecuadas para motores de baja potencia (hasta unos 100 caballos), mientras que para motores de más de 150 caballos se recomiendan siempre las hélices de acero inoxidable.

  • ¿Cuál es el uso previsto?

    La elección de la hélice dependerá en gran medida del uso previsto de la embarcación. Para el esquí acuático y otros deportes acuáticos de arrastre, se requiere una embarcación con buena capacidad de aceleración y alta velocidad máxima. Por el contrario, para los barcos de pesca o de paseo, lo que importa es la potencia del motor a baja velocidad.

  • ¿Y en cuánto al motor?

    La hélice debe ser compatible con el motor de la embarcación, por ello es fundamental consultar las especificaciones técnicas del motor. Cada motor está diseñado para funcionar de forma óptima a una determinada velocidad. Esta información la indica necesariamente el fabricante y corresponde a la potencia entregada a una velocidad determinada.

Guías relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *