Qué desalinizador elegir

Un desalinizador permite obtener agua potable de alta calidad a partir de agua salada. La máquina permite obtener agua potable en cualquier momento, por lo que no es necesario transportar grandes cantidades de agua en el barco. El agua pesa aproximadamente 1 kilo por litro, por lo que añade un peso considerable a la embarcación cuando se transporta. Esto aumenta el consumo de combustible, además de ocupar espacio.

 

Recurrir a un desalinizador es una excelente decisión para la optimizar el espacio. Hoy, la mayoría de desalinizadores utilizan la técnica de la ósmosis inversa. En esta guía hablaremos de los criterios que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un desalinizador.

Ver desalinizadores

  • ¿Cómo elegir el desalinizador ideal?

    Las personas que salen al mar necesitan agua potable a bordo para su hidratación e higiene. Almacenar grandes cantidades de agua en una embarcación puede resultar complicado. El volumen y el peso del agua potable representa un reto para las embarcaciones de todos los tamaños, y no es habitual encontrar barcos que puedan almacenar el agua potable necesaria para varias personas durante las semanas de navegación. 

    Estos son algunos de los puntos clave que hay que tener en cuenta:

    • Capacidad de producción. 
    • Consumo de energía. 
    • Espacio y ruido.
  • ¿Cómo funciona el desalinizador por ósmosis inversa?

    Desalinizadores por ósmosis inversa

    La ósmosis inversa es el principio que se lleva utilizando desde hace cuarenta años para los desalinizadores. Consiste en bombear agua de mar e inyectarla luego a presión para hacerla pasar a través una membrana semipermeable muy fina. Esta membrana deja pasar las moléculas de agua pura y retiene las sales minerales y las impurezas biológicas —virus, bacterias, etc.—.

    La desalinización del agua de mar por ósmosis inversa comienza cuando se ha alcanzado la presión necesaria respecto de la salinidad del agua. La producción de agua potable se produce en el lado opuesto a la membrana. La sal y las impurezas se eliminan para evitar la obstrucción de la máquina.

    La cantidad de agua que absorbe la máquina es superior a la que produce. Al necesitar presión, se integra una bomba de agua de mar de alta presión y una válvula para la descarga de salmuera en el mar.

    Para aumentar la producción de agua, se pueden añadir una o más membranas.

    Algunas de sus ventajas:

    • Es el proceso más común y más comentado por los usuarios. 
    • Buen rendimiento. 
    • Poco mantenimiento.

    Algunas de sus desventajas:

    • La producción de electricidad debe adaptarse a las exigencias energéticas del desalinizador. 
    • El agua potable producida por un desalinizador no contiene sales minerales, por lo que será necesario añadirlas a posteriori para respetar las cantidades diarias recomendadas. 
    • Será necesario adaptar el desalinizador a la salinidad del agua bombeada, diferente según las zonas de navegación (entre 35 y 270 g/l).
  • ¿Cómo conocer el nivel de producción adecuado?

    El nivel de producción de agua potable de la máquina viene dado por el fabricante y se expresa en litros por hora.  El nivel de producción dependerá de las necesidades de la embarcación y del consumo estimado en litros por día. Habrá que tener en cuenta las diferentes necesidades: cocina, bebida, baño, limpieza, etc. La mejor manera de determinar esta cantidad antes de comprar un desalinizador es conocer el consumo diario respecto del número de personas a bordo en un viaje corto. 

    Es importante determinar el nivel de producción de la manera más objetiva y precisa posible. Si se sobreestima este nivel, se corre el riesgo de sobredimensionar el sistema y, por tanto, de utilizarlo con poca frecuencia. En ese caso, es probable que crezcan bacterias que afecten al correcto funcionamiento del desalinizador. La determinación del nivel de producción dependerá también del número de horas al día que el desalinizador deba estar funcionando.

    Si bien, la mayoría de las veces, en el caso de las embarcaciones más grandes, se suele subestimar la cantidad de agua que se necesitará para navegar cómodamente. Es importante calcular la cantidad de agua necesaria para el confort de los pasajeros, y no solo la cantidad de agua mínima vital. Porque si se subestima, podría haber tensiones entre los pasajeros.

    Los desalinizadores de agua de mar pueden producir desde algunas decenas de litros hasta varios miles de litros por hora. Optar por uno u otro dependerá del tipo de navegación.

    Una operación matemática sencilla permitirá conocer los litros por hora que necesitará producir la máquina durante la navegación, es decir: Dividir el total de litros de agua necesarios por día entre el número de horas que se utilizará el desalinizador.

  • ¿Por qué es importante el consumo de energía?

    Desalinizador de correa Selmar

    Como cualquier dispositivo eléctrico, el consumo del desalinizador se sumará al consumo general de electricidad a bordo. Existen tres tipos de alimentación.

    • Corriente alterna (AC) 120/220 voltios: Idóneo para los barcos con generador.
    • Corriente continua (DC) de 12 o 24 voltios: Estas versiones se integran bien en los circuitos eléctricos que incorporan fuentes de energía alternativas (paneles solares, turbinas eólicas, generadores hidráulicos).
    • Accionamiento del motor mediante correa: Este es el sistema más eficaz, ya que el desalinizador puede funcionar cuando el motor está en marcha. El agua producida se almacena en tanques. No obstante, este sistema requiere espacio en el compartimento del motor, lo que no suele ser el caso en las embarcaciones pequeñas. Las embarcaciones más grandes también pueden considerar la instalación en el motor mediante una correa.

    Si lo que se desea es prescindir de una fuente de alimentación, existen desalinizadores manuales. Debido a su nivel producción de agua reducido, no pueden considerarse una solución permanente, aunque pueden representar una fuente de agua potable en situaciones de emergencia, como durante los naufragios, por ejemplo. No ocupan mucho espacio y pueden guardarse en un bote o balsa salvavidas.

    La única diferencia entre los desalinizadores de baja potencia 12 DC y los desalinizadores de alta potencia de 120 voltios AC es la forma en que la bomba de alta presión lleva el agua de mar hasta los 800 PSI necesarios para impulsar el agua a través de la membrana de ósmosis inversa.

    Los veleros pequeños, de menos de 45 pies, pueden utilizar paneles solares, y a menudo lo hacen. Estas embarcaciones funcionan con 12 o 24 voltios y, por consiguiente, requieren un desalinizador de bajo voltaje.

  • ¿Cómo optimizar el espacio y el nivel de ruido?

    El tamaño de un desalinizador es un punto importante a la hora de elegir un modelo, ya que no se puede ampliar el espacio disponible. Varias marcas han empezado a vender desde hace poco dispositivos móviles. Aunque no son necesariamente menos voluminosos que los fijos, tienen la ventaja de poder trasladarse en función de las necesidades y de poder dejarse en tierra si no se necesitan durante un trayecto en particular, lo que permite liberar espacio. Estos desalinizadores suelen funcionar gracias a un pequeño motor de combustión interna integrado. Algunos fabricantes también ofrecen sistemas modulares, diseñados para su integración por unidades.

    Los niveles de ruido y de vibración aumentan conforme aumenta la potencia y el rendimiento. No obstante, como es sabido, los navegantes prefieren una navegación tranquila siempre que sea posible, lo que las marcas tienen en cuenta a la hora de diseñar sus desalinizadores. Algunos modelos se fabrican atendiendo a niveles mínimos de ruido y son muy silenciosos.

Related guides
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *