Qué velero elegir

Un velero es una embarcación que utiliza una o más velas como medio de propulsión. Existen veleros de todos los tamaños, desde pequeñas embarcaciones destinadas al ocio en solitario cerca de la playa, hasta superyates de más de 30 metros de eslora capaces de surcar los océanos con un gran número de personas a bordo. No obstante, todos los veleros comparten ciertas características: todos tienen entre uno y tres cascos, y cuentan con un aparejo para sostener la(s) vela(s).

Veleros: ver productos

  • ¿Cuáles son los criterios para elegir un velero?

    Si se ha decidido a comprar un velero, antes de nada debe considerar algunos criterios importantes, tanto si es un navegante experimentando como si está empezando.

    La elección se basará principalmente en los siguientes criterios:

    • Número de cascos
    • Uso previsto
    • Dimensiones, en particular la eslora, la manga y el calado
    • Materiales de construcción
  • ¿Velero monocasco o multicasco?

    Los veleros pueden tener un casco (monocasco), dos cascos (catamarán) o tres cascos (trimarán). A la hora de elegir entre un monocasco o un multicasco, tenga en cuenta que ambos tipos tienen sus pros y sus contras.

    Ventajas de los monocascos:

    • Mejor navegabilidad;
    • Más estrecho, por tanto más fácil de encontrar un lugar de amarre;
    • Mantenimiento menos costoso;

    Desventajas de los monocascos:

    • Más lentos y más propensos a escorar;
    • Espacios más pequeños, por tanto menos cómodos.

    Ventajas de los multicascos:

    • No escoran;
    • Espacios más amplios, por tanto experiencia a bordo más agradable
    • Más rápidos, especialmente a favor del viento

    Desventajas de los multicascos:

    • Reducción del rendimiento y la navegabilidad en ceñida o con fuerte oleaje;
    • Más anchos, por tanto más fácil de encontrar un lugar de amarre;
    • Mantenimiento más caro.

    Velero catamarán Nautitech

    Velero monocasco Jeanneau

    Velero trimarán Corsair Marine International

  • ¿Qué velero debe elegir según el uso previsto?

    La elección de un velero depende en gran medida del uso previsto, es decir, del tipo de navegación que pretender realizar. A continuación, presentamos los tipos de navegación más comunes:

    Crucero: consiste en navegar sin tener objetivos de rendimiento, pero con el confort necesario para la tripulación. Por ello, los veleros de crucero están equipados con lo necesario para dormir, cocinar y ducharse a bordo. Se suele distinguir entre los cruceros costeros, para pocos días, y los cruceros oceánicos, que pueden durar varias semanas.

    Day-sailing: al tratarse de navegación diurna, los veleros destinados para este fin no necesitan estar equipados para la vida a bordo. Suelen ser pequeños, por lo que son fáciles de transportar por carretera en un remolque.

    Regata: en este caso, lo más importante es el rendimiento del barco, es decir, su velocidad. Las instalaciones y el equipamiento de confort a bordo son secundarios. En veleros diseñados para regatas de varios días, el equipamiento se limita a lo estrictamente necesario, ya que el peso transportado disminuye el rendimiento del barco.

    Regata/crucero: consiste en un uso mixto. En este caso, lo que se busca es un velero que rinda lo suficiente como para participar en algunas regatas, pero que también ofrezca cierto nivel de comodidad para el crucero.

    Velero daysailer Wauquiez

    Velero de regata y crucero X-Yachts

    Velero de crucero Jeanneau

    Velero de regata Bénéteau

  • ¿Por qué son importantes las dimensiones de un velero?

    Las principales dimensiones a tener en cuenta son la eslora total, la manga y el calado
    La eslora y la manga determinan el espacio disponible a bordo y la capacidad de la embarcación. Naturalmente, cuanto más largo y ancho sea el velero, más pasajeros y equipamiento podrá llevar. Estas dimensiones también influyen en el rendimiento de la embarcación. La longitud de la línea de flotación, por ejemplo, es un factor determinante para la velocidad de navegación: cuanto más larga sea, más rápido será el velero. Por el contrario, una mayor anchura será un obstáculo para la velocidad. El calado condiciona el acceso del velero a determinadas zonas, en función de la profundidad del agua.

    La eslora total designa la distancia entre el punto fijo más a proa y el punto fijo más a popa del casco de la embarcación. Los elementos móviles o que no están fijados permanentemente a la estructura no se incluyen en esta medición. Por ejemplo, un ancla que sobresale no se cuenta en la eslora total.

    La manga es la medida de la parte más ancha del barco. Tampoco incluye los elementos móviles, como la botavara, por ejemplo, que pueden aumentar temporalmente la anchura del velero cuando se maniobra la vela.

    El calado representa la distancia vertical entre la línea de flotación y el fondo de la quilla, es decir, es la altura de la parte sumergida de la embarcación. El calado condiciona el acceso del velero a determinadas zonas, en función de la profundidad del agua. Por ejemplo, un velero con un calado de dos metros solo puede navegar en zonas donde el agua tenga más de dos metros de profundidad.

  • ¿Cuáles son los principales materiales utilizados en la construcción de veleros?

    En esta sección, nos centraremos en los principales materiales utilizados en la construcción del casco de los veleros: fibra de vidrio, carbono y aluminio.

    Fibra de vidrio: es el material más utilizado para la construcción de veleros, especialmente para los cascos de los veleros de crucero fabricados en serie. Combinada con resina, la fibra de vidrio ofrece una construcción de buena calidad, relativamente ligera (comparada con el acero o la madera, por ejemplo) y a un coste razonable. Comenzó a utilizarse ampliamente en la construcción de veleros en la década de 1960, por lo que hoy tenemos una buena idea de su durabilidad y resistencia a la acción del agua. Aun así, hay que tener ciertos cuidados para prolongar su longevidad. La fibra de vidrio está protegida por una capa de gelcoat (revestimiento exterior de acabado y protección) que, al cabo de un tiempo, puede empezar a volverse porosa, lo que provoca el deterioro de la fibra de vidrio.

    Carbono: Es el material de referencia para la construcción de veleros de competición, ya que combina ligereza y rigidez, las dos cualidades que se buscan para obtener el mejor rendimiento. Un casco de carbono puede ser hasta un 50% más ligero que el mismo casco de fibra de vidrio. Sin embargo, es mucho más caro. Además, su extrema rigidez también tiene una desventaja: debido a la falta de flexibilidad de este material, el casco puede sufrir más fácilmente daños irreparables.

    Aluminio: Este material presenta una excelente relación entre resistencia y ligereza, y no se oxida. Estas cualidades hacen que el aluminio sea el material más utilizado en la construcción de cruceros de vela oceánicos. Sin embargo, el aluminio está sujeto a la electrólisis (una corriente eléctrica que se forma entre dos metales sumergidos), por lo que hay que tener cuidado con el circuito eléctrico del velero y proteger bien el casco con la ayuda de ánodos.

    Velero de carbono HH Catamarans

    Velero de aluminio Alubat Chantier Naval

Guías relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *